Música, Baile, Academias

Es muy importante resaltar que los adolescentes, indistintamente si son varones o hembras, tienen una capacidad innata para sentirse tímidos o con temor a cometer errores que hagan que se sientan mal en algún momento de su vida. La timidez es un sentimiento que invade a los jóvenes en gran parte de su día a día, tanto s i están en la escuela, como en reuniones familiares o incluso en fiestas donde tienen temor a ser ignorados o apartados por los demás compañeros.

 

Hay que destacar que un adolescente tímido, es una persona retraída que no tendrá la oportunidad de destacar o sacar a la luz, sus destrezas y potencialidades que le puedan servir incluso para hacer amigos; y la mayoría de las veces están predispuestos a trabajar solos en la realización de cualquier asignación que se les haga; sin duda alguna viene siendo un error garrafal, que produce descontento, apatía, miedo y hasta una autoestima baja en los adolescentes que sufren de este mal.

 

Es bueno saber que existen actividades que se pueden aprovechar para el disfrute, el compartir, y para tratar de contrarrestar esa apatía y esa timidez que presentan los adolescentes a la hora de realizar cualquier actividad u cosa que se le encomiende. Una de ellas, son los bailes y las danzas, aparte que le brinda la oportunidad de comenzar y reforzar nuevas amistades, también le ayudan en quitar ese miedo escénico que les produce estar parado frente a un público específico, y en especial a meter la pata y que se burlen por ello.

 

Por eso, en la variedad de instituciones educativas, se han venido presentando diferentes actividades culturales, donde estos jóvenes participan ya sea en teatro, títeres, bailes o danzas, con el uso de diferentes tipos de música que incluyen bailes tradicionales o los que escuchan los adolescentes hoy en día. Esto ayuda a que se suelten un poco más y se sientan como en confianza para realizar toda tarea que se le encomiende sin ninguna dificultad. Esta práctica ha logrado buenos resultados y oportunidades para estos muchachos y muchachas.

 

El motivo principal que se tiene, es el de reunir a los individuos en edad adolescentes, que son poco participativos y callados, con algunos de los que sí tienen la voluntad de entrar a todo tipo de eventos y ponerlos juntos para que se reúnan, ensayen, hablen y formen un vínculo especial mientas dure la participación o el ensayo de la coreografía del baile o danza y que pueda ser mostrado sin ninguna equivocación a sus demás compañeros. Esto ha ayudado mucho, y, aunque hoy en día, se sigue, con cierta preocupación, teniendo este tipo de malestar entre los adolescentes, como lo es la timidez y, por consiguiente, la baja autoestima se cuenta con un grupo de personas interesados en erradicar este flagelo y motivar más a los adolescentes a participar en eventos culturales, deportivos o artísticos dentro de las instituciones y así poder acabar con esto de una vez.